3/2/11

De la Biosfera a la Noosfera

La noosfera es realmente el advenimiento de un cambio cualitativo/dimensional en nuestro contexto evolutivo, el paso de una civilización técnica a la conciencia psicotécnica, la transición del hardware y software electrónicos a la telepatía y el desarrollo de tecnologías telepáticas. Este es el significado real de la noosfera. En este sentido, la noosfera es la estructura de la futura conciencia en evolución del planeta, esto es, la conciencia de toda la vida, pero esto sólo hasta cuando la humanidad asuma su responsabilidad por el rol que juega en relación a toda la vida de la cual es el agente que refleja la inteligencia cósmica.

En tanto que la crisis biosférica demanda que actuemos en el nivel de la tercera dimensión, para que esa acción sea en última instancia efectiva, debe estar informada desde el nivel más alto y sintetizador de la conciencia. Por eso es imperativo que estudiemos y entendamos el significado de la noosfera, el término clave en el paso evolutivo conocido como transición biosfera-noosfera.
Actualmente no hay una definición convenida de la noosfera que esté por encima y más allá del nivel más genérico, de esfera mental planetaria, lo que emerge de la biosfera. Esto es porque no hay aún un campo de estudio coherente, la ciencia noosférica, la investigación científica de la naturaleza y estructura de la noosfera. Ciertamente, igual que hay una ciencia de la biosfera, hay una ciencia de la noosfera, y todo el tiempo que gastamos hoy en crear bombas inteligentes y cohetería, más bien lo transformaremos, en el futuro más inmediato, en una investigación científica de las leyes y los principios que gobiernan la noosfera.

Ahora mismo, podemos extrapolar que la noosfera representa la suma de todo el pensamiento humano conjuntado como una estructura o esfera planetaria, junto con la capacidad cognitiva contenida dentro de sus propios procesos intrínsecos. Igual que la mente tiene sus leyes de la lógica y la razón, y un lenguaje y una gramática, así también la noosfera tiene su lógica y gramática determinantes y guías, que quizás tengan mucho que ver con funciones y leyes matemáticas intrínsecas que regulan la multiplicación y propagación de la vida, así como con principios de resonancia morfogenéticos hasta hoy desconocidos. De hecho, podemos llegar a entender la necesidad de la noosfera como el subyacente e inconsciente mecanismo regulador o guía del proceso evolutivo biosférico. 
Si la noosfera es la etapa de la evolución que toma el lugar de la biosfera, entonces debe concebirse como siendo una etapa o secuencia mutacional radicalmente aparte de todas nuestras conceptualizaciones actuales, cargadas como están del desarrollo milenario del materialismo histórico que ha creado la etapa presente de la civilización, la globalización. 
Desde una perspectiva planetaria de sistemas integrales, esta globalización es en realidad un equilibrio inestable en proceso de emerger a una coherencia planetocósmica, la noosfera.
Vista de esta forma, la transición biosfera-noosfera es realmente la crisis de unas corrientes civilizacionales inconscientemente convergentes que están produciendo una cubierta tecnosférica que altera a todo el planeta, unificada por una etapa intermedia conocida como ciberesfera. 

En este momento todo el dinamismo caótico todavía no se ha resuelto en la noosfera. Es en este punto en el que debemos estar listos para aceptar un punto de vista elevado, con el fin de colocarnos en alineación con una comprensión de la noosfera desde su propia perspectiva. Sólo entonces comenzaremos a ver la posibilidad, e incluso la necesidad, de desarrollar una ciencia noosférica para complementar a una ciencia de la biosfera que restauraría una sensibilidad moralmente normativa entre la especie humana. O quizás, mediante tal ciencia, podríamos incluso concebir nuestra mutación hacia una especie completamente nueva, el homo noosphericus.

La noción misma de la noosfera como una esfera mental indica una dirección de la evolución desde lo físico a lo no físico, desde lo material a lo mental. Para resolver nuestros problemas, necesitamos elevar nuestra inteligencia, no desarrollar más tecnología. Y si no podemos elevar nuestra propia inteligencia, debemos considerar si hay o no alguna inteligencia en algún lugar del universo que pudiera ser capaz de responder a nuestra crisis y proporcionarnos alguna ayuda. No necesariamente una ayuda material, sino una ayuda en forma de alguna sacudida o empujón mental-espiritual, que altere radicalmente nuestras percepciones y nos haga encontrar soluciones donde antes no existía ninguna.

Solamente un humano recién evolucionado o mutado podría llevar a cabo la escala y naturaleza de la transformación que estamos requeridos de hacer con el fin de enfrentar los retos que están frente a nosotros. 
Hay una visión más elevada y un contexto más elevado disponibles para nosotros, y es a eso a lo que nos referimos como la conciencia cósmica. Puede ser que la conciencia cósmica sea simplemente la consecuencia de lidiar con la transición biosfera-noosfera, pero a menos que la consideremos ahora, pudiéramos perder completamente la oportunidad.
Necesitamos órganos de autogobierno y autorregulación que no estén basados en supuestos a priori de nacionalismo y territorialidad, sino que incorporen plenamente los principios de la biosfera y la noosfera en evolución en estructuras correspondientes de toma de decisiones que reflejen una comprensión de la Tierra como un sistema integral. Debe hacerse un nuevo comienzo en algún lugar y de algún modo.

Los cuatro tipos o etapas de la civilización cósmica:
I. Planetocósmica - Unificación psicotécnica - la noosfera. Era de grandes cambios de la Tierra y reajuste de la comunidad humana a las nuevas condiciones ambientales. La red ciberesférica transita a estructuras telepáticas. Conciencia galáctica incipiente y cultura seminal galáctica. Transformación del materialismo histórico en una ideología no materialista de conciencia cósmica. Auto-percepción humana como un organismo planetario integral, el homo noosphericus.

II. Heliocósmica (Estelar) - “Nueva Era Solar”. Emergencia del homo noosphericus como ser telepático biosolar. Conciencia galáctica estabilizada, tecnología psico-solar, regeneración psicozoica de la biosfera terrestre; comunicación galáctica extendida de dos vías; el Sol plenamente entendido como un sistema estelar en evolución, la heliosfera o heliocosmos. La civilización terrestre completamente impulsada por energía solar-plásmica.

III. Galactocósmica - Supermente Omnigaláctica - Federación Galáctica. Aprovechamiento de la energía galáctica para la transformación de la realidad material. Capacidad para la supervisión de subsistemas en desarrollo, tales como el nuestro. Orden puramente trascendente del ser, ya no dependiente solamente de los medios materiales. Maestría en el viaje en el espacio-tiempo.

IV. Omnicósmica - Conciencia telepática universal metagaláctica y trascendental. Capacidad para la ingeniería de diseño planetario y biológico acorde con los principios del avance evolutivo superior. Operaciones puramente penta o supradimensionales con maestría y control sobre los órdenes infradimensionales del ser.

Al considerar este orden ascendente de etapas de la civilización cósmica, debemos también agregar que una etapa importante en nuestra propia evolución mental-espiritual es el concebir una realidad futura alternativa, una que no está basada en las proyecciones de la etapa actual de la civilización tecnológica. Tal concepción es también un paso crítico en la eliminación de la polución noosférica. Una vez que veamos a través de las corrientes caóticas de la noosfera inconsciente, encontraremos un orden superior de realidad esperándonos, señalándonos la siguiente etapa de la evolución de nuestra inteligencia terrestre.

Ver la infografía:

4 comentarios:

  1. Anónimo22/3/11 3:10

    Hola me llamo puta y estuvo muy bueno esto xq me ayudo muchisimo O:)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo22/3/11 3:13

    bien ahí wacho la concha de tu madre por fin una puta que pone algo bien vamos locoooooooooo!!!!!!!!! da pa´una garcha!??

    ResponderEliminar
  3. Veo que nos visitan unos anónimos con un lenguaje muy peculiar, sin duda ETs de alguna galaxia cercana ¿Dónde está tu casa? ¿Te has perdido por estos lares? ********

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3/11/11 1:06

    no os preocupéis pues es una hermana menor y esta aprendiendo. el algún momento de su existencia sera limpia y cristalina.

    ResponderEliminar